Noticias

Autonomía del coche eléctrico

Parece que las marcas trabajan en mejorar la autonomía, dado que es un factor muy importante para su total implantación. 

Porque si hablamos de movilidad debemos diferenciar entre la movilidad diaria, aquella que realizamos para ir a trabajar, comprar o dedicada al ocio, que habitualmente son desplazamientos inferiores a una hora o 100 kilómetros, y los desplazamientos de larga distancia que realizamos por vacaciones, fines de semana o trabajo, que supongan un largo recorrido.

Tener en cuenta que para recorridos de largas distancias existen mejores alternativas que los desplazamientos en coche: avión, tren o barco.

También que en desplazamientos de medio alcance que hagamos en coche es conveniente por tu seguridad y los que te acompañan parar a descansar cada dos horas, momento que puedes aprovechar para recargar

Como el vehículo eléctrico es perfecto para la primera opción, la movilidad diaria, con esta información ponemos en valor la autonomía de las baterías.

A día de hoy, la movilidad actual nos inclina a repostar cuando el depósito está casi vacío: buscamos una gasolinera y repostamos;

pero con la movilidad eléctrica, la actitud al repostar es totalmente diferente: casi todos los vehículos tienen un periodo de descanso, es decir, cuando están estacionados, momento que aprovechamos para ponerlos a recargar.

Teniendo en cuenta que la media europea de movilidad diaria es de 98 km, prácticamente todos los vehículos podrían ser eléctricos.

La nueva generación de vehículos eléctricos que se presentarán en 2019-2020 tendrá autonomías de hasta 500 km.

esquema de autonomía 

Dependiendo de los kilómetros que se realicen de media, podremos instalar diferentes tipos de cargadores que se ajusten a nuestras necesidades:

Si se realizamos de 0 a 100 Km al día, bastará con tener un cargador en la vivienda de 3,6 kW.

Si realizamos entre 100 y 300 Km diarios, necesitaremos una recarga de 7,4 kW.

Con estas recargas podremos realizar los desplazamientos diarios a un coste muy económico, especialmente si las realizamos entre las 01.00 y las 06.00 horas.  

Este tipo de movilidad esta sobre todo dirigida a la población que vive en zonas urbanas o áreas metropolitanas que no realizan un desplazamiento diario superior a 300 kilómetros.

En los próximos dos años saldrá al mercado la cuarta generación de coches eléctricos que dispondrán de una autonomía real de 500 Km que ya permitirán realizar largos recorridos.

Además estos vehículos estarán preparados para realizar cargas de 100 kW- 150 kW hora, lo que supone que realizarás una carga completa en aproximadamente 20 minutos, tiempo que empleamos en tomar un café y estirar las piernas, siempre recomendable en este tipo de viajes.

Evolución de la infraestructura para la recarga eléctrica

En estos momentos existen en Europa y en España diversos proyectos de electrolineras que se instalaran en autovías y autopistas.

Endesa, Iberdrola y EDP están desarrollando planes muy ambiciosos con miras a la recarga del vehículo eléctrico.

También las grandes superficies comerciales, como El Corte Inglés, Carrefour o Mercadona e incluso los restaurantes de carretera están instalando electrolineras, que apenas ocuparán la plaza sobre la que aparcaremos.

Cadenas hoteleras como Hilton, Parkings como Saba o Empark, mercados mayoristas y todo tipo de empresas se están apuntando a la batalla de las electrolineras con el objetivo de dar un mayor y mejor servicio a sus clientes y captar otros nuevos.

A esta proliferación de electrolineras, se suma también al consumidor particular, que cada vez más opta por instalar su punto de recarga en casa.

Todos estos factores están promoviendo una gran infraestructura de recarga, que crece exponencialmente, día a día, haciendo posible ya la movilidad eléctrica para todos.