Noticias

Motor eléctrico vs Motor de combustión. ¿Cuál es mejor?

Vamos a realizar una comparativa de eficiencia entre un motor de combustión y uno eléctrico.

Este sería el esquema: en uno entraría energía eléctrica y en el otro, combustibles fósiles. 

Se define eficiencia o rendimiento de un motor como la proporción de energía que nos entrega el motor frente a la que se le proporcionamos de entrada, es decir, si le entrego a un motor diésel una cantidad de gasóleo que contiene 10 julios de energía y dicho motor trabaja con una eficiencia del 30%, me devolverá 3 julios en forma de energía de movimiento (se trata de una eficiencia habitual en los motores diésel en turismos).

Los mejores motores de gasolina en cuanto a eficiencia pueden llegar hasta el 25%. El 75% restante de la energía extraída a la gasolina se tira al ambiente en forma de calor. En los motores diésel el rendimiento es algo mejor, pero en la práctica, apenas se logra llegar a un 40 %.

Si a un motor eléctrico le proporcionamos 10 julios (equivalentes a 10 vatios por segundo) y me devuelve 9 julios de movimiento, tendrá un rendimiento del 90%

Un motor eléctrico con un buen diseño y unos materiales que apenas absorban energía de ese fuerte campo magnético generado en su interior, puede superar el 95% de rendimiento.

Queda patente pues que para impulsar el mismo coche, un motor térmico gasta el triple que un eléctrico, sin contaminar en absoluto el medio ambiente.

Con estos datos, podemos ver que el motor eléctrico es muchísimo más eficiente que el de combustión, debido a este espectacular rendimiento hace que aunque la energía eléctrica no se genere a través de fuentes limpias o renovables, como es el caso de España  (carbón o nucleares), el vehículo eléctrico es un 70% menos contaminante y hace que la contaminación creada por la movilidad utilizando vehículos eléctricos cargados mediante energías limpias  pueda llegar a ser cero.