Noticias

¿porqué un punto de recarga?

Por la seguridad de tu instalación eléctrica y de tu vehículo.

Antes de empezar aclarar que este articulo va dirigido a toda esa gente que tiene interés o posee un vehículo enchufable (eléctrico o híbrido).

Un equipo de recarga proporciona la seguridad necesaria a la instalación y protege tu coche.

Pero hay que tener en cuenta que un vehículo eléctrico realiza cargas a una intensidad considerable (desde 16 a 32 amperios).

Por eso en las cargas en nuestra vivienda, trabajo o incluso en centros comerciales, la intensidad de carga que trabajan las instalaciones se sitúa en ocasiones  al límite durante  muchas horas.

El equipo de recarga te permite realizar dichas cargas a esta potencia con garantías, evitando sobrecalentamientos de la instalación y protegiendo la electrónica de tu vehículo, que de lo contrario, podría verse comprometida.

En cargas ocasionales realizadas en enchufes convencionales en vivienda,  debes saber que este tipo de instalación no está preparada para tener un consumo de 16 amperios durante 10 o 12 horas y mucho menos de 32.

Y estas cargas producen un recalentamiento continuado, pudiendo llegar a provocar un cortocircuito y quemar la instalación de tu vivienda, o incluso ocasionar daños en la electrónica de tu vehículo, que está totalmente desprotegido en este tipo de instalación.

También hay que tener en cuenta que la mayoría de las instalaciones convencionales no tienen las protecciones adecuadas:

  • protector de sobretensiones permanente y transitorio
  • Interruptor diferencial
  • protección magnetotérmica

Y estas protecciones garantizan la seguridad de tu instalación y tu vehículo.

Beneficios de los puntos de recarga

Los equipos de recarga realizan, mediciones de tierra, aislamiento y resistencia que hacen que si algo falla en la instalación el equipo se bloquee, impidiendo que el vehículo eléctrico proceda a la recarga, prevaleciendo de este modo la seguridad del mismo.

Así los equipos de recarga también te permiten:

  • Realizar un control de las cargas que realizas; mediante conexión wifi puedes iniciar la carga o detenerla a distancia.
  • Puedes llevar un control del gasto energético.
  • Controlar el consumo para realizar la facturación de éste a terceros.

El factor comodidad también es muy importante, si cargas tu coche conectándolo directamente a un enchufe convencional, esta recarga se puede demorar entre 16 y 24 horas, dependiendo de la capacidad de la batería.

En tanto el equipo de recarga está preparado para realizar esta misma carga en 6 horas y con todas las garantías de seguridad para tu instalación eléctrica y tu vehículo.

IMPORTANTE

Las instalaciones preparadas para cargar un coche eléctrico, tienen que ser realizadas por un instalador autorizado categoría especialista y ajustándose a la normativa vigente de la ITC-BT-52. De lo contrario puede haber irregularidades en la instalación.

En nuestra web www.ecorepost.com encontrarás una amplia gama de cargadores para tu vehículo eléctrico con precios muy competitivos, que se ajustan a todas las necesidades.